Planificación, Producción

Métodos y tiempos en confección

Métodos y tiempos en confección

Métodos y tiempos en confección

Crono análisis

Autor

Dámaso López del Valle Martínez

Consultor de Ingeniería de Procesos


“La normalización (también denominada estandarización) es el proceso de elaborar, aplicar y mejorar las normas que se emplean en distintas actividades científicas, industriales o económicas, con el fin de ordenarlas y mejorarlas.”


Desde hace unos años hasta ahora, el estudio del trabajo y la medición de este, si conversas con gurús y consultores de nuevos sistemas de producción, es como si lo menospreciaran, y la verdad, no entiendo muy bien porque. Cuando la normalización, y bien claro queda con la definición que está arriba de este párrafo, es la base del cálculo y de las mejoras para implantar cualquier sistema productivo. No olvidemos nunca esta máxima:


“Todo lo que se puede medir, se puede mejorar”.


Preguntas básicas

Que preguntas son básicas para obtener un resultado óptimo antes de hacer un crono análisis de una operación. Las siguientes preguntas, en ese orden, deben hacerse sistemáticamente cada vez que se empieza un estudio de métodos y tiempos en confección. Porque son la condición básica de un buen resultado.

Propósito:

¿Qué se hace?

¿Por qué se hace?

¿Qué otra cosa podría hacerse?

¿Qué debería hacerse?

Sucesión:

¿Cuándo se hace?

¿Por qué se hace entonces?

¿Cuándo podría hacerse?

¿Cuándo debería hacerse?

Lugar:

¿Dónde se hace?

¿Por qué se hace allí?

¿En qué otro lugar podría hacerse?

¿Dónde debería hacerse?

Medios:

¿Cómo lo hace?

¿Por qué se hace de ese modo?

¿De qué otro modo podría hacerse?

¿Cómo debería hacerse?

Persona:

¿Quién lo hace?

¿Por qué lo hace esa persona?

¿Quién podría hacerlo?

¿Quién debería hacerlo?

Las respuestas de todas estas preguntas nos llevaran a tomar decisiones para implantar como método tipo y su tiempo, el que se haya acoplado mejor a los requerimientos de calidad y diseño de nuestro producto.

Objeto y usos del estudio de métodos y tiempos en confección

El objeto es la aplicación de técnicas para determinar el tiempo que invierte un trabajador cualificado en llevar a cabo una tarea definida efectuándola según una norma de ejecución preestablecida. En definitiva, normalizar el tiempo y el método estándar de una operación.

Que usos podemos darle a la normalización de métodos y tiempos:

  • Comparar la eficacia de varios métodos
  • Repartir el trabajo entre varios equipos
  • Determinar el número de máquinas que puede atender un mismo operario
  • Planificar la carga de trabajo
  • Obtener información sobre presupuestos, precios de venta y plazos de entrega
  • Fijar normas de actuación y/o política de incentivos
  • Fijar y controlar costes estándar, creación de escandallos.

El estudio de métodos

El estudio de métodos en confección es el registro y examen crítico sistemáticos y cíclicos de los modos existentes y proyectados de llevar a cabo un trabajo, como medio de idear y aplicar métodos más sencillos y eficaces de reducir costes:

  • Mejorando procesos y procedimientos
  • Mejorando la disposición de la fábrica
  • Economizando el esfuerzo humano, economía de movimientos
  • Mejorar la utilización de máquinas
  • Mejor utilización de materiales
  • Mejorando la utilización de mano de obra
  • Creando mejores condiciones y materiales de trabajo

Una vez determinados los tiempos estándar estos pueden ser utilizados para:

  • Planificar la carga de trabajo.
  • Obtener información para presupuestos, precios de venta y plazos de entrega.
  • Obtener información de capacidades, MO necesaria.
  • Fijar normas de actuación y/o política de incentivos (primas).
  • Fijar y controlar costes estándar.

En definitiva, la medición del trabajo proporciona información para llegar a organizar y controlar las actividades de la empresa en las que interviene el factor tiempo.

Método y selección del trabajo

Procedimiento básico.

Es imprescindible definir claramente la unidad de producción.

  1. SELECCIONAR el trabajo que va a ser objeto de estudio.
  2. REGISTRAR todos los datos relativos al método, circunstancias y demás elementos de la actividad.
  3. EXAMINAR los datos registrados con espíritu crítico.
  4. MEDIR la cantidad de cada elemento expresándola en tiempo.
  5. COMPILAR el tiempo-tipo de la operación incluyendo suplementos necesarios.
  6. DEFINIR el método final de la operación incluyendo suplementos necesarios.

Estas etapas sólo tendrán que seguirse en su totalidad cuando se desee fijar tiempos tipo. Si la medición se utiliza para averiguar los tiempos improductivos o para comparar la eficacia de varios métodos, probablemente se necesiten sólo las 4 primeras etapas.

BBDD de operaciones

Es importantísimo tener el mayor registro posible de todas las operaciones, con videos testigos de cada una de ellas, ya que nos serán de mucha utilidad para poder calcular diseños de nuevas líneas de fabricación y sus layouts, y los escandallos del producto. Al ser algo que continuamente se va mejorando por estudio de los métodos, o por mejoras de materiales y maquinaria, debemos tener en cuenta su actualización para que no se quede desfasado y pueda darnos a errores.

Si te ha interesado este artículo quizás también te interese el artículo anterior de Dámaso sobre «Fabricación flexible»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscríbete

Date de alta gratis y recibe los artículos en tu email.