Confección, Organización

Fabricación flexible. Una herramienta de competitividad

Fabricación flexible. Una herramienta de competitividad

Fabricación flexible. Una herramienta de competitividad

Para las empresas de confección textil

Autor

Dámaso López del Valle Martínez

Consultor de Ingeniería de Procesos

¿Qué es la Competitividad?

“La competitividad es la capacidad de competir”

En el ámbito de la economía, la competitividad hace referencia a la capacidad que tiene una persona, empresa o país para obtener rentabilidad en el mercado frente a otros competidores.

En este sentido, factores que inciden en la capacidad competitiva son la relación entre la calidad y el coste del producto. El nivel de precios de los insumos (fornituras, tejidos, consumibles, etc.), así como el nivel de salarios en el país productor. Asimismo, otros aspectos muy importantes para incrementar la competitividad son la eficiencia de los sistemas o técnicas de producción. Además del aprovechamiento de los recursos necesarios para la elaboración de bienes y servicios, es decir, la productividad.

Productividad

Así, una empresa será más competitiva en un mercado si logra producir más a menor costo. Con altos niveles de productividad, eficiencia y calidad, todo lo cual se traduce en una elevada rentabilidad por unidad de producto. En este sentido, las empresas más competitivas son aquellas que pueden asumir mayor cuota de mercado ante empresas menos competitivas.

La pérdida de competitividad, por su parte, supone una situación de aumento de costes de producción que incide negativamente en el precio o el margen de beneficios que este arroje. Todo ello sin aportar mejoras a la calidad del producto. La pérdida de competitividad, en este sentido, amenaza a largo plazo una empresa.

Fabricación flexible. Una herramienta de competitividad

La competitividad en la empresa

Después de leer el significado de Competitividad y lo que ello conlleva, queda claro que nuestras fábricas dejaron de ser competitivas. Por lo que se refiere al aumento de costes de producción que afectó negativamente a los precios del producto y sobre todo a los márgenes de benéficos de la empresa. Como bien dice Eli Goldrat

en su novela “La Meta”. Salvo en las empresas de capital estatal, en donde rigen otros cánones económicos y sociales, la meta de toda empresa, es ganar dinero como fin principal. Una empresa que no gana dinero, no puede pagar el salario de sus empleados. No puede comprar materia prima para seguir manufacturando el producto que comercializa. En definitiva, una empresa que no gana dinero, simplemente quiebra. Dejando en la calle a sus trabajadores, debilitando a sus proveedores por perder otro cliente. y dejando mermado el tejido industrial de su país. Haciendo también más débil la sociedad donde habita.

Nosotros en Occidente, perdimos la competición por una razón clara, el nivel de salarios en el país productor. China y los demás países asiáticos, tienen desde hace muchos años unos salarios bajísimos y unas condiciones de trabajo impensables por ejemplo en Europa. Jornadas interminables de trabajo de 7 días a la semana. Evidentemente no era una competencia justa, ni de igual a igual, pero es lo que hay en un mundo cada vez más globalizado y donde la rentabilidad empresarial es lo único que importa. Nuestras empresas decidieron fabricar allí, y sucedió lo que era evidente, nos desindustrializamos y se destrozó el sector de textil confección. No solo el sector de la confección, sino también el de la fabricación de tejidos de todas clases y el de las fornituras se perdieron por este mismo motivo.

Una oportunidad de cambio, saquemos lo mejor de esta crisis

Algo impensable hace solo un año como ha sido la pandemia, nos ha hecho recapacitar. Vemos estos días que hay una nueva corriente de pensamiento que aboga por la reindustrialización y relocalización de la producción en España. Soy un ferviente defensor de este pensamiento, aunque hoy por hoy, tan solo sea una utopía. Pero si esto se hace realidad debemos también reconvertir nuestros sistemas productivos a sistemas que ya han demostrado de sobra, y desde hace muchos años, que son muchos más eficientes y competitivos que la Fabricación en Masa Por Paquetes. Estoy hablando de la década de los `80 en las factorías de automóviles Toyota en Japón hace 40 años. Y que hoy son el paradigma de fabricación en este sector tan competitivo.

Estos sistemas son la Fabricación Flexible y las herramientas Lean, como las 5S y Mapas de flujo de valor, que hacen mucho más dinámico y eficiente el poder implantarlo. Lograr ser lo más competitivo posible y para esto la productividad y la sostenibilidad es importantísima.

¿Qué es la Fabricación Flexible?

La manufactura esbelta es también conocida como “Fabricación Flexible”. Ambos conceptos intentan eliminar los tiempos de espera, el movimiento de los componentes dentro de la fábrica, el exceso de producción, el exceso de fases de producción innecesarias, la reducción del inventario, la reducción de los defectos y la eliminación del transporte. Así como intenta mejorar el valor de los productos fabricados donde el cliente es el eslabón más importante. O sea, minimiza al máximo de nuestra fabricación todos los “desperdicios” de tiempo, recorrido y producto en curso.

En la Fabricación Flexible, lo habitual, aunque no sea una regla fija según el tipo de prenda, suelen ser células o módulos de 4 ó 6 operarios como máximo. Aunque puedan llegar a ser hasta células unipersonales. Diseñada la distribución de máquinas en “O”, “U”, y “L”.

También, por ejemplo, en una empresa de camisas a medida, aunque el flujo sea 1X1, y los modelos son totalmente diferentes entre sí, con una línea recta diseñada con una bancada o carril de transporte en el medio y las maquinas posicionadas en ZIG-ZAG. Estas distribuciones de máquinas, hacen que disminuyamos considerablemente el recorrido de la prenda en planta. ¿Alguna vez has calculado los metros de paseo que tiene una prenda, sin añadir valor al producto. Desde que se corta hasta que sale por la puerta del almacén al exterior. Todos esos metros, no necesarios para producir, es un desperdicio que es importantísimo eliminar.

Ventajas de la fabricación flexible

¿Qué ventajas ofrece la fabricación flexible frente a la fabricación por lotes en masa (economía de escala)?

La fabricación flexible nos posibilita ser más competitivos en la productividad y sostenibilidad que conlleva fabricar en cercanía.

Para poder implantar un sistema de Fabricación Flexible, tenemos que trabajar varios puntos que son importantísimos para hacerlo con éxito:

1º) Cuidar la parte humana de nuestra gente, la motivación profesional y trato humano. Para trasmitirles que trabajamos en un verdadero equipo, donde la aportación de cada uno tiene la misma importancia.

2º) La formación continuada, debemos lograr la mayor polifuncionalidad en todos ellos. Y la única forma de lograrlo es formando a cada trabajador en la mayor cantidad posible de máquinas, operaciones y filosofía de la Fabricación Flexible. Es importantísimo lograr ver qué cualidades tiene cada uno para favorecerlas y potenciarlas.

3º) Normalización de Métodos y Tiempos. No se puede diseñar ningún tipo de fabricación células o líneas, ni tiempo ciclo, cantidad, buffers, “en curso”, etc., si no sabemos a ciencia cierta la forma de hacerlo (método y ergonomía). Ni cuanto nos cuesta en tiempo (tiempos tipos o asignados), con cada frecuencia y coeficiente de fatiga de cada elemento, en cada operación.

Que lograremos con la fabricación flexible

-Mayor competitividad: Podremos servir antes la cantidad exacta de los pedidos y en el tiempo establecido. Puesto que nuestra capacidad productiva se adecuará a la cantidad del pedido en el momento que lo necesitemos. No tendremos que fabricar todo a la vez, ni con históricos de ventas, que a veces se cumplen o a veces no. Solo se fabrica lo que nos piden…

-Mayor calidad: La calidad se auto gestiona dentro de la célula, modulo o línea. Puesto que donde hay un error, no se puede seguir y ahí mismo vuelve al puesto anterior de costura para su arreglo inmediato. No se descubre al final, con el consabido cargo de operaciones y costo. Además de hacer más difícil su arreglo.

-Menores costes: Al eliminar todos los desperdicios que menciono anteriormente, los costes disminuyen en proporción a las mejoras logradas.

-Aumento de la variedad de piezas a fabricar: Podremoscambiar con mayor eficacia y rapidez los modelos a fabricar en base a la necesidad de servicio al cliente. En cantidad y tiempo al no tener que fabricar todo de golpe un modelo. Con el subsiguiente riesgo de que parte de la producción se quede estancada en almacén de producto terminado, esperando a ser vendido. Cosa que puede pasar o no, con su consiguiente pérdida de valor.

-Reducción del tamaño de los lotes: En la Fabricación Flexible, el 1X1 es la mejor opción de fabricación, aunque también lotes de hasta 5 prendas, según el tamaño de la prenda, pueden valer.

-Bajar los tiempos de reacción: Al poder fabricar lotes mínimos y con Células o Líneas poli funcionales (según tipo de prenda), los tiempos de reacción son muchos más rápidos.

-Acortar de los tiempos de recorrido: Los diseños de las Células o Líneas, en “O”, “U”, “L” o línea recta, siempre se hacen en el menor espacio posible. Así facilitamos reducir el recorrido y eliminar este desperdicio lo máximo posible. En la Fabricación en Masa no se tiene en cuenta el recorrido de la prenda. Ni el solapamiento que se puede producir en determinadas maquinas por las diferentes actividades que de los operarios.

-Reducción de las existencias: Los buffers intermedios se disminuyen al mínimo posible. Siendo este la cantidad necesaria para que no se corte el flujo de la célula o línea, por cualquier incidencia de maquinaria o humana no prevista. En la fabricación tradicional, los buffers estaban en las maquinas hasta que no se acababan los paquetes que eran de grandes cantidades de prendas.

-Aprovechamiento de las máquinas y los medios de servicio: Reduciendo los buffers intermedios. Diseñando líneas por grupo de prendas y sobretodo, haciendo que nuestros operarios sean lo más poli funcionales posibles. Lograremos aprovechamientos más altos de maquinarias y medios de servicio.

Siempre comprobé en cada proyecto en el que participe, que podemos tener el mejor y más moderno parque de maquinaria, pero si no tenemos el mejor parque humano posible, jamás se conseguirá la excelencia…

Autor

Dámaso López del Valle Martínez

Consultor de Ingeniería de Procesos

Comentarios 2

  1. Maria del prado

    Ojala se vuelva a producir, aquí, por este recorrido se han perdido grandes profesionales cadenas de producción con muy buena calidad y rapidez,también me paso a mi,pienso que todo no es rentable fabricarlo fuera,incluso aqui se esta fabricacando a precios muy competitivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscríbete

Date de alta gratis y recibe los artículos en tu email.